Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Estatua de Zeus en Olimpia

La Estatua de Zeus en Olimpia fue una escultura obra del escultor griego Fidias. Situada en Olimpia, (Grecia), es una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Lamentablemente, fue destruida durante el siglo V d. C. Sólo se tiene conocimiento de ella por representaciones en monedas y las descripciones de historiadores antiguos. En CurioSfera-Historia.com te explicamos el origen e historia de la Estatua de Zeus, su proceso de construcción y características.

No te pierdas el Templo de Artemisa

Origen de la estatua de Zeus

Hacia el año 437 a. C., Fidias, exiliado de Atenas por motivos políticos, se dirigió a Olimpia para atender el encargo de los responsables del santuario de Zeus. Debia iniciar la obra de lo que con el tiempo acabaría convirtiéndose en una de las siete maravillas de la antigüedad: la estatua de Zeus en Olimpia.

origen estatua de Zeus

Por aquellas fechas ya había esculpido la célebre imagen crisoelefantina de Atenea para el Partenón, así como la no menos espectacular estatua de la misma diosa, que se alzaba, con sus casi 10 metros de alto, sobre la Acrópolis ateniense. Obras todas ellas que le habían convertido en el mejor escultor griego de su época.

En Olimpia, Fidias debía esculpir y erigir una imagen de Zeus para el culto, en el interior del templo dórico construido entre 466 y 456 a. C., en honor del gran dios del Olimpo. Fidias optó por un Zeus sentado en su trono para de ese modo aprovechar al máximo el espacio disponible (si lo hubiese esculpido de pie, habría alcanzado los 18 metros de altura).

En la mano derecha llevaba la figura alada de la Victoria, símbolo del triunfo en los Juegos Olímpicos, mientras que en la izquierda sostenía un cetro decorado con incrustaciones de metales preciosos, símbolo a su vez de su condición de rey de los dioses, rematado en su extremo superior por un águila, el emblema de Zeus.

Características

El resultado de la obra del escultor griego Fidias fue una estatua de 13 metros de alto tallada en marfil y oro. Implantada sobre una base de mármol de 1 metro de altura. Era realmente espectacular.

Solo la estatua ya ocupaba por entero el extremo occidental del templo, todo un reto teniendo en cuenta tanto los materiales empleados como las dimensiones totales, y solo se podía contemplar a cierta distancia, ya que unas pantallas decoradas con pinturas impedían aproximarse hasta ella.

dimensiones estatua zeus olimpia

El dios estaba tallado por entero en marfil, salvo por lo que respecta a las prendas de vestir y las sandalias, esculpidas en oro. Dichas prendas llevaban además motivos decorativos en forma de flores y animales, y la cabeza estaba adornada con una corona de olivo.

El imponente cuerpo descansaba sobre un elaborado trono de ébano y marfil, toda una obra maestra por sí solo. Estaba decorado con relieves de figuras y escenas mitológicas varias con incrustaciones de oro y piedras preciosas.

Los pies reposaban sobre una especie de escabel. Delante del cual había un estanque de mármol negro en el que se depositaba el aceite de oliva con el que se embadurnaba la estatua, probablemente para que el marfil no se agrietase.

Sí bien no nos ha llegado ninguna obra atribuible al cien por cien a Fidias, no cabe duda de que era capaz de esculpir estatuas de enorme calidad y duraderas en el tiempo, así como de que dominaba el trabajo del marfil.

Nadie antes que él (o al menos en una empresa de tales características) había trabajado el marfil a tan gran escala hasta su creación de la diosa Atenea para el Partenón de Atenas. Esta técnica, nada sencilla, exigía además un dominio absoluto del trabajo en metal y madera.

Construcción

Para la construcción del armazón de la estatua, sobre el que se fijaba el marfil, se debieron de emplear cerca de 780 m³ de madera procedente de los bosques cercanos.

El armazón debía de medir casi tanto como la propia estatua. Se componía de varios módulos que se ensamblaron en el mismo templo (hubiera sido imposible mover una estructura tan grande de una sola pieza dentro del santuario). La madera estaba ligeramente moldeada, ya que los músculos se tenían que esculpir directamente en el marfil y el oro.

quién construyó la estatua de Zeus

El taller de Fidias, donde éste concebía y esculpía las diferentes partes de la estatua, se encontraba fuera del santuario, en concreto en la cara oeste del mismo.

El propio Fidias dirigía las obras y se ocupaba de aquellas labores que requerían una mayor precisión. Si bien contaba con todo un equipo de colaboradores que se encargaban de supervisar la provisión y el traslado de los materiales. También del almacenamiento, tallar el armazón, fijar las láminas de marfil y oro, y, en definitiva, ayudar al genial escultor griego en lo que requiriese.

Modelado de los materiales

Hasta la fecha se creía que los colmillos de marfil se seccionaron para, a continuación, fijar cada una de las partes al armazón de madera. Ahora bien, el grado de detalle que alcanzó Fidias en la estatua de Zeus, sobre todo en lo que respecta a los músculos del pecho, es tal que se supone que se conocían ya otras técnicas más precisas del trabajo en marfil.

En ese sentido, las técnicas que se empleaban por aquel entonces en ebanistería, con las que a buen seguro Fidias estaba más que familiarizado, nos aportan algunas pistas al respecto.

Según parece, los ebanistas de entonces ya eran capaces de obtener delgadas láminas de marfil a partir del “desenrollado” de los colmillos, técnica ésta que no solo evitaba tener que cortarlos, sino que además facilitaba la tarca de cubrir grandes superficies con dichas láminas, así como el moldeado del marfil una vez ablandado.

Son vanas las fuentes antiguas en las que aparecen recogidos diversos métodos y materiales empleados para ablandar y modelar el marfil, como el fuego, la cerveza, el vinagre o la mandrágora, recursos todos ellos al alcance de Fidias.

Una vez ablandadas las láminas de marfil, unas cuantas se utilizaron para dar forma al trono, al tiempo que otras se introducían en moldes de terracota para modelar los músculos.

A continuación, se trasladaban al templo las piezas completas para unirlas al armazón por medio de remaches y la acción adhesiva natural de dos o más láminas de marfil humedecidas en contacto.

El oro se reservó para las prendas y las sandalias de Zeus, así como también para la figura de la Victoria de la mano derecha y ciertas partes del trono. Para trabajar el oro, se utilizaron varias técnicas diferentes. Así, para decorar el trono lo más probable es que se amartillaran grandes láminas del preciado metal sobre un molde.

Los moldes se debieron de emplear también en otras partes de la estatua, como los leones de oro macizo a ambos lados del escabel y los pliegues de las vestiduras (se han encontrado diversos modelos realizados en terracota).

Para ello, el oro se fundía a muy altas temperaturas y se introducía en estado líquido en el interior de los moldes respectivos.

Acto seguido, se ensamblaron todas las piezas, una a una, tras lo cual se procedió a pulir el marfil y a abrillantar el oro. El resultado fue una maravilla, nunca mejor dicho, de cuya majestuosidad dejaron constancia en sus escritos autores tales como Estrabón, Cicerón, Calimaco y Pausamas, entre otros muchos.

Destrucción

En las postrimerías del siglo IV d. C., los cristianos prohibieron cualquier tipo de culto pagano, con lo que el santuario de Olimpia cayó en desuso y se dejaron de celebrar los Juegos Olímpicos.

Ello no evitó que la estatua de Zeus continuara siendo objeto de admiración, tanto es así que acabo trasladándose hasta Constantinopla (Estambul). Por desgracia, el incendio que asoló la ciudad en el 462 d. C. destruyó por completo la célebre obra de Fidias, de la que no se llegó a hacer nunca copia alguna. De hecho, todo lo que sabemos acerca de ella es a través de las descripciones de textos antiguos y de las burdas representaciones que aparecen en algunas monedas.

Para finalizar, te recomendamos que veas el Palacio de Persépolis

¿Quieres saber más historia sobre monumentos y lugares?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la Estatua de Zeus en olimpia, te haya sido de utilidad. Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría monumentos y lugares o historia general.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.