origen e historia de la luz de neón

Los letreros de comercios en luz de neón son una de las imágenes más icónicas de las ciudades. En su época, esta tecnología supuso toda una revolución casi comparable al de la bombilla. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos su historia, quién inventó la luz de neón y su evolución en el tiempo.

No te pierdas quién inventó la lámpara

Quién inventó la luz de neón

El inventor de la luz de neón es el francés George Claude en el año 1909.

Este físico, químico e inventor francés nació en París el 24 de septiembre de 1870 y murió en la población francesa de Saint-Cloud el 23 de mayo de del año 1960.

cuándo se inventó la luz de neón
George Claude es el padre de la lámpara de Neón

Fue el primero en dar un destino práctico al neón aplicando una pequeña descarga eléctrica a un tubo sellado de cristal con gas neón en su interior. Con la electricidad, el gas inerte brillaba de forma constante y estable.

Su idea se basaba o estaba inspirada en la lámpara de Moore, inventada por Daniel McFarlan Moore. En su país natal, Francia, es tan reconocido y considerado como el inventor de la bombilla Thomas Edison.

Con este sistema, pudo iluminar en 1910 el Grand Palace parisino, mostrando así el uso más apropiado y práctico del descubrimiento del neón: sustituir al filamento fijo y rígido de las bombillas permitiendo que éstas brillaran al margen de su formato y longitud.

Origen de la luz de neón

En 1898 los químicos ingleses William Ramsay y Morris W. Travers dieron a conocer nuevos gases por ellos encontrados: el xenón, el criptón y el neón. De los tres, el más importante, o el que más inmediato uso y repercusión tuvo fue el neón.

Se trataba de un gas inodoro e insípido que carecía además de color. Este gas noble se encuentra en pequeñas cantidades en la atmósfera de la Tierra. En 1908 Ramsay logró obtenerlo a partir de la destilación del aire líquido, y empezó a verse las posibilidades de su empleo.

Era un elemento novedoso, hecho este que sirvió para darle nombre: del griego neos= reciente, nuevo. Tras la observación directa del neón y de su comportamiento y naturaleza, sus descubridores coligieron las posibilidades del nuevo gas. Estaban intrigados por su peculiar resplandor rojizo-anaranjado, color que intentaron alterar químicamente en un tubo de vidrio.

Historia y evolución de la luz de neón

El publicista Jacques Fonseque se dio cuenta de que el neón tenía posibilidades extraordinarias en lo que se refería a la publicidad y a la propaganda.

La conducta dúctil del neón permitía que pudiera convertirse en fuente de luz cualquier superficie, y que incluso se pudiera preparar una línea de tubos formando el nombre comercial de un establecimiento o de una empresa.

En 1912 estos planes eran ya realidad en el parisino Boulevard Montmartre, donde el rótulo de una conocida peluquería aparecía por primera vez escrito en luces de neón: “Palacio de la peluquería”, que aparecía con un resplandor rojo anaranjado.

Eran los primeros destellos, los parpadeos iniciales de aquella luz nueva, manipulable, ajena a exigencias de formas y tamaños. Pero todavía no era la luz de neón, perfecta.

El perfeccionamiento de la luz de neón uso vino con la posibilidad de alterar el gas mediante la introducción en el tubo de substancias en polvo: se podía ahora obtener una gama amplísima de colores al margen del rojo anaranjado de los primeros anuncios.

Para finalizar, no te pierdas la historia de la energía solar

¿Quieres saber más sobre historia de materiales y herramientas?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la luz de neón y su inventor, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría herramientas o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí