Saltar al contenido
CurioSfera Historia

Origen e historia de Sigiriya

Sigiriya historia

El palacio y los jardines de Sigiriya son el estandarte de la arquitectura de la Edad Media asiática. Emplazado en una enorme roca de 200 metros de altura, el palacio y la ciudadela, rodeados de preciosos jardines, pretendían ser la imagen del cielo en la tierra. En CurioSfera-Historia.com, te contamos el origen e historia de Sigiriya y sus características.

No te pierdas el Palacio de Senaquerib

Características de Sigiriya

El palacio y los jardines de Sigiriya datan del siglo V y constituyen una de las residencias más espec­taculares de la alta Edad Media en Asia. Se trata de un monumento único situado al borde de un promontorio rocoso de unos 200 m de altura.

Está rodeado de her­mosos jardines anteriores en varios siglos a los experi­mentos mogoles. Lo más sorprendente de todo es que el conjunto se encuentra en plena región seca de Sn Lanka.

cómo es Sigiriya

El recinto abarca en su totalidad no menos de 40 hec­táreas y se compone de dos patios, uno exterior y otro interior, y la ciudadela.

Una vez franqueados el foso y el muro que delimita el patio exterior, una avenida condu­ce al visitante a través de una intrincada colección de jar­dines acuáticos simétricos con cisternas, fuentes, estan­ques e incluso pabellones de recreo rodeados de agua.

El patio interior descansa sobre una serie de terrazas tacho­nadas de pabellones, grutas y cantos rodados enlucidos.

Por último, se halla la ciudadela, colgada en lo alto del promontorio rocoso, y a ella se accede a través de una larga escalera excavada en la misma roca que va a parar a una galería decorada, excavada también a lo largo de la pared rocosa, y que a su vez conduce a una terraza situada en la cara norte del promontorio.

Erosionado con el paso del tiempo, el promontorio estuvo antaño ornamentado con la figura, realizada en ladrillo, de la cabeza y las garras de un león, de ahí el nombre de Sigiriya (“roca del león»).

A la ciudadela se accedía a través de una escalera que atra­vesaba las fauces del león, símbolo inequívoco del alcan­ce del poder real.

En lo alto del promontorio había diver­sos edificios, patios y cisternas, todo ello sobre unas terrazas artificiales.

En la más alta de ellas se encontra­ban las dependencias reales, muy erosionadas en la actualidad, pues no en vano han pasado más de quince siglos desde que se construyeron.

Origen de Sigiriya

Sigiriya estuvo ocupada tan sólo durante un reinado, el de Kasyapa I (473-491), quien, de acuerdo con la crónica Culavamsak, accedió al trono después de asesinar a su padre, Dhatusena (455-473), y forzar a su hermano, que había sido designado heredero, al exilio.

Sigiriya origen

Según esa misma crónica, Kasyapa trasladó su palacio desde Anuradhapura, la capital histórica hasta la fecha, a Sigiriya, ante el temor de que su hermano regresase.

No obstante, parece más convincente que Kasyapa quisiese fundar en Sigiri­ya un nuevo centro dinástico lo bastante monumental como para que nadie cuestionase su poder.

Transcurri­dos 18 años, durante los cuales Kasyapa cometió todo tipo de crímenes, Mogallana, el hermano exiliado, deci­dió regresar y, tras la muerte de Kasyapa, trasladó de nuevo la capital a Anuradhapura, abandonando Sigiriya en medio de la jungla.

Proceso de construcción de Sigiriya

La construcción del espectacular conjunto de Sigiriya implicó una profunda manipulación del entorno sobre el que se levantó.

Así, tanto los pabellones y los edificios de la ciudadela como el patio interior se construyeron sobre terrazas artificiales de gravilla de gneis rematadas por una serie de muros de contención de sillería o ladri­llo y algún que otro saliente rocoso del mismo promon­torio con el fin de dotarlas de mayor estabilidad.

cuándo se construyó Sigiriya

Para suministrar el agua a los jardines los arquitectos idearon todo un complejo sistema de riego que por sí solo cons­tituye una auténtica obra maestra de la ingeniería hidráu­lica medieval.

El agua de la lluvia que bajaba del promon­torio se recogía en una serie de cisternas que, una vez llenas, dejaban escapar el agua sobrante hacia los jardines situados abajo por medio de unos canales.

Para la con­ducción del agua en sentido descendente se instalaron unas cañerías de piedra caliza unidas entre sí por medio de junturas de metal, así como torrenteras excavadas en la misma roca.

En cambio, la canalización en sentido horizontal se realizó por medio de conductos de ladrillo o piedra sobre una base de arcilla tratada.

Con ayuda de unas compuertas, se regulaba el flujo de agua desde los estanques superiores hacia los depósitos, canales y fuentes con surtidores de piedra caliza situados en la parte inferior, junto a la entrada occidental, donde la presión del agua era mayor.

Significado y simbolismo de Sigiriya

Sigiriya era mucho más que una lujosa residencia real, era el deseo de construir el cielo en la Tierra.

Después de cruzar diversas fuentes arqueológicas y textuales, se ha conseguido identificar Sigiriya con Alakamanda, el palacio que el dios Kubera tiene en el monte Meru, el mismo centro del universo, por cuyo resplandor se conoce como «el espejo de las damiselas del cielo».

Di­cho palacio, el de Kubera, se encuentra en la región del Himalaya, a orillas del lago Anotatta, junto a los jardi­nes de recreo de Caitraratha.

Según se cuenta está cons­truido todo él de mármol y los que en él habitan dis­frutan de todo tipo de lujos y son ajenos a cualquier tipo de enfermedad.              .

En Sigiriya hay diversos elementos de esta especial topografía celestial. Para empezar, se encuentra a orillas de su propio depósito de agua, próximo a los jardines de recreo.

Además, al complejo de la ciudadela, pavimentado con piedra caliza cristalina, se accede a través de los cantos rodados enlucidos del patio interior, en una clara referencia a la nieve del Himalaya.

La galería conocida como el muro del espejo aparece decorada con figuras de princesas de la luz y damiselas que flotan entre las nubes.

En palabras del arqueólogo S. Paranavitana, natural de Sri Lanka, Sigiriya «pretendía ser una réplica en miniatura de Alakamanda y, al residir en ella, Kasyapa se proclamó Kubera en la Tierra».

Ficha técnica de Sigiriya

  • Época: 473-491 d. C.
  • Localización: Sigiriya, Sri Lanka.
  • Altura: 182 metros.
  • Extensión: 40 ha.
  • Jardín de recreo: 120 x 201 metros.
  • Jardín con fuentes: 160 x 24 metros.
  • Galería: 146 x 12 metros.
  • Foso exterior: 35 m de ancho.
  • Muralla exterior: 9 m de ancho.
  • Foso interior: 25 m de ancho.
  • Muralla interior: 9 m de ancho.
  • Extensión patio interior: 4 ha.
  • Plataforma del león: 66 x 33 metros.
  • Extensión ciudadela: 1,2 ha.
  • Dependencias privadas: 168 m².
  • Cisterna principal excavada en la roca: 24 x 21 x 4 m.

Para finalizar, no te pierdas la historia de Ankor Wat

¿Quieres saber más historia sobre monumentos y lugares?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de las termas de Caracalla, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría monumentos o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *