origen e historia de la fregona

La historia de la fregona nos demuestra que pocos inventos tan sencillos, han ayudado tanto a las personas. En la Antigüedad, fregar el suelo era sinónimo de dolor de rodillas y de espalda, pero en la actualidad la cosa es diferente. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos quién inventó la fregona, cuál es su origen y cómo ha sido su evolución.

No te pierdas la historia de la escoba

Origen de la fregona

Desde la Antigüedad, fregar era una de las labores más ingratas de la limpieza doméstica, reservada siempre al más bajo servidor, o a la criada menos antigua de la casa, que restregaba de rodillas el estropajo contra el suelo para arrancarle las suciedades más pertinaces.

cuál es el origen de la fregona

Era un trabajo que exigía cierta corpulencia física.

Las fregonas o fregatrices, como se las llamaba, solían desarrollar fuertes bíceps y terminaban adquiriendo un aspecto fortachón, hombruno.

Era necesario encontrar algún tipo de artilugio para facilitar tan pesada labor.

Quién inventó la fregona

El inventor de la fregona es el español Manuel Jalón Corominas en el año 1956. Este ingeniero aeronáutico y diseñador industrial nacido en Logroño, liberó a las mujeres de la obligación de fregar de rodillas con su idea de añadir un palo a un haz de tiras o cabos de algodón que denominó mopa, del inglés mop = estropajo, estregadera, fregajo, y lo patentó.

cuándo se inventó la fregona
El padre de la fregona Manuel Jalón Corominas

La feliz idea de poner un mango largo al trapo de fregar el suelo dio así lugar a uno de los inventos más sencillos y logrados de la historia.

Más tarde, como el trapo no era suficientemente absorbente fue sustituido por un mechón de tiras de tela o bayeta de algodón.

Preguntado el genial inventor acerca de cuál fue la clave para dar con un invento así, dijo: “La idea es lo primero, pero las ideas nunca son sencillas; el verdadero trabajo consiste en reducir lo que en principio es complejo a algo muy simple”.

Evolución y difusión de la fregona

En 1960 un ingenio anónimo acopló un escurridor al cubo y dio al conjunto el nombre de fregona; su fama fue instantánea; su difusión, fulgurante. Era normal, ya que brindaba a las amas de casa un instrumento de limpieza fantástico: por primera vez una mujer no tenía que ponerse de rodillas para fregar el suelo.

Podía hacerlo de pie, erguida, sin tener que doblar la espalda. El sentido común, que siempre acude en ayuda del ingenio práctico, hizo que los hábitos de limpieza del suelo cambiaran. La primera publicidad que se hizo del sencillo aparato describía bien la realidad: “Lo mejor para el lumbago”.

Como el invento coincidió con el auge y desarrollo turístico de los años 60 del siglo XX en España, la fregona se dio a conocer por todo el mundo: las turistas se la llevaban a sus países de origen como objeto de preciada novedad, y junto con el Chupa Chups, el destornillador, la sangría y las naranjas se convirtió en pingüe fuente de divisas para España.

La fregona sustituía al estropajo en muchas de las funciones de este útil de limpieza y comenzó a experimentar transformaciones que estribaban en la mejora de los materiales empleados en su fabricación, habiéndose llegado a tal punto en el estado de perfeccionamiento de este valioso útil de limpieza que ya solo falta que algún ingenio dé con la forma efectiva de fregar el suelo de manera automática.

Etimología de la palabra fregona

La palabra fregona tiene raíz latina, de fricare = restregar, fregar, verbo muy antiguo en castellano, utilizado ya a mediados del siglo XIII. Según el país o la zona, también recibe el nombre de lampazo, mapo, trapeador, mopa, coleto, trapero, suape, lava suelos, aljofifa, trapo de piso, mechudo o mocho.

El Diccionario oficial de la Lengua Española no recogía en 1970, catorce años después de su invento, otra acepción del término fregona que la siguiente:

“Criada que sirve en la cocina y friega. Úsase generalmente en sentido despectivo”. Con parecido valor semántico empleó la palabra Cervantes en el título de una de sus novelas ejemplares: La ilustre fregona, donde escribe:

“¿Qué mayor disparate que pintarnos un viejo valiente y un mozo cobarde, un lacayo retórico, un paje consejero, un rey ganapán y una princesa fregona…?’.

Si no deseas leer y prefieres oír la historia, puedes ver el siguiente vídeo:

Para finalizar, no te pierdas el origen e historia de la lavadora

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia de la fregona y su inventor, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría historia o pregunta en el buscador de la web.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí