historia del detergente inventor

Dejar la colada limpia es una labor relativamente sencilla, pero es gracias al detergente, un compuesto químico que hace que las manchas desaparezcan, aunque no siempre ha sido así de sencillo. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos la historia del detergente, su origen, también quién lo inventó y cómo ha sido su evolución en el tiempo.

No te pierdas quién inventó la lavadora

Historia del detergente

Con anterioridad al invento del detergente las amas de casa tenían que enfrentarse a remedios menos gratos y eficaces.

Antiguamente, durante mucho tiempo la orina fue empleada como detergente, ya que uno de sus componentes, el amoniaco, posee efectos de esa naturaleza.

En el siglo XIX el investigador S. Krafft había detectado en sustancias no grasas ciertas propiedades jabonosas, hallazgo que sirvió al norteamericano Twitchell y al químico belga A. Reychler para hallar el camino que conducía a la meta buscada: un detergente que pudiera remplazar al jabón, incluso con más ventajas.

La solución parecía cercana en 1913. A. Reychler dejó en su diario estas observaciones alusivas a sus hallazgos: “Los alcalosulfonatos de cadena larga resultan más estables que el mismo jabón en situaciones ácidas”.

Era evidente para A. Reychler que un limpiador químico limpia con mayor profundidad que el jabón, ya que contiene moléculas con grupos hidrófilos e hidrófobos que atraen y al mismo tiempo rechazan el agua. Pero era un producto de costosa obtención, acaso demasiado caro para que su fabricación se afrontara de forma industrial.

El primer detergente sintético fue inventado en Alemania en 1916, pero era muy flojo, ya que aunque permitía que el agua penetrara a través de la fibra no eliminaba las manchas. El producto fue hallado durante el bloqueo al que Alemania estuvo sometida durante la Gran Guerra.

Al carecerse de materias primas y ante la escasez de grasas naturales para hacer jabón se recurrió al uso de otras materias, dando como resultado el hallazgo del HEKAL, producto que aunque malo, paliaba los estragos de la escasez de jabón. Pero tenía algunos inconvenientes como que dificultaba mucho el planchado de la ropa.

Evolución del detergente

El detergente tal y como lo conocemos en la actualidad se inventó en el año 1930. Se buscaba un detergente de calidad y se consiguió mediante la adición de fosfatos al ya existente, y el empleo de derivados del petróleo.

Aunque el factor decisivo llegó con el invento de los agentes blanqueadores fluorescentes. El producto funcionaba; nadie sabía cómo ni por qué, pero ¿a quién le importaba? En 1945 su publicidad lo dio a conocer y extendió su uso a escala planetaria.

Ventajas adicionales del producto estribaban en que adicionalmente acababa con los gérmenes y podía ser utilizado con agua fría e incluso con aguas duras.

De aquella generación pionera del detergente, el más antiguo todavía en el mercado parece que es Lux en escamas, creado por la inglesa Unilever en 1921; tras él vinieron Vim, Persil, Omo, Skip. Y el curioso “detergente glotón”: Ariel, creado en 1968. El primer detergente líquido tardaría quince años en aparecer.

El origen de la palabra detergente es latino, de tergere= limpiar, y comenzó a emplearse para abarcar una extensa gama de productos aparecidos entre los años finales del siglo XIX y primera mitad del siglo XX.

Para finalizar, no te pierdas la historia de la lejía

¿Quieres saber más sobre historia del hogar?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del detergente, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría hogar o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí