origen e historia del frac

La historia del Frac nos cuenta como una moda de finales del siglo XVIII, puede haber llegado hasta la actualidad. Esta prenda elegante, todavía se puede ver en los grandes eventos. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos el origen e historia del Frac, quién lo inventó y cómo ha sido su evolución.

No te pierdas la historia del esmoquin

Historia del Frac

En su origen fue considerada como prenda afín a la casaca, y aparecía ya en un figurín de la revista de moda francesa Cabinet des modes ou les modes nouvelles, que empezó a publicarse en París en el año 1785.

Se trata de un frac verde dragón con solapas verde manzana, y el caballero lo luce sobre un chaleco de seda, y viste calzón corto a la vez que se toca con sombrero de copa con ala ancha.

El frac se generalizó durante la revolución francesa, durante el Directorio, apareciendo en 1794 como prenda ya distinta de la casaca, caracterizada por las vueltas o solapas y por lo estrecho de los faldones.

Se llevaba abrochado y tenía a lo largo del alto talle dos carreras de botones: era el frac de los incroyables del elegante francés de época revolucionaria que se completaba con el chaleco de grandes solapas de cuyo bolsillo pendían las cadenillas con sellos o dijes.

Al cuello se anudaban la alta corbata o cravate écruélique coronando la figura el sombrero de tres picos. Este atuendo fue rápidamente adoptado por la alta sociedad española del reinado de Fernando VII.

Evolución del Frac

Al principio los fraques eran de seda listada, pero pronto abundaron combinaciones de colores como negro y café, amarillo y verde, rojo y negro. Como la seda resultaba cara no tardaron en aparecer los fraques de paño de color liso. Se empleaban entonces los colores azul, verde, rojo, café y el gris castaño, todos con botón dorado y calzón a juego, del mismo color que la casaca. Se prefería el color blanco para el chaleco que componía el conjunto del vistoso atuendo.

En el año 1802, el complemento indispensable para esta especie de vestido señorial o elegante fue la bota alta a lo Súllivan, es decir: sin campana. A partir de esta época, primer cuarto del siglo XIX, el frac tendió hacia el negro o color castaño oscuro, vestido con pantalón y zapatos.

Ya entonces era vestido de elegancia y clase, prenda indispensable de la persona aristocrática o distinguida. Fue así hasta que la levita adquirió preponderancia y fue quitándole terreno al frac en lo que respecta al uso de calle, quedando esta pieza del atuendo masculino para las grandes ocasiones sociales.

Por algún tiempo predominó el de color azul o negro. Los ingleses usaron el rojo en comidas, veladas campestres propias de las casas de campo durante las cacerías, uso luego imitado por la sociedad elegante para presentarse en eventos de naturaleza aristocrática o de la alta sociedad.

En España, en el elegante Madrid del año 1869 se hallaban divididos en dos bandos: unos favorecían el frac negro con vueltas de terciopelo, y otros el azul con botones dorados.

Contra esta prenda se alzó a finales del siglo XIX un invento norteamericano: el tuxedo, versión yanqui de la prenda de etiqueta llamada esmoquin o dinner-jacket que supuso un escándalo la noche de su presentación.

Aquella chaqueta sin faldones era una ofensa al frac que, de no haber sido vestido por los miembros masculinos de una familia de la alta sociedad americana no se hubiera consentido.

En última instancia es voz que remite al francés antiguo froc, derivación de un término alto alemán antiguo con el significado de chaqueta. Es un término de uso en el siglo XIX, en que lo utiliza al parecer por primera vez en la literatura escrita Mariano José de Larra hacia 1835 en el siguiente texto:

Desdobláronse silenciosamente las servilletas y fueron izadas por todos aquellos señores a los ojales de sus fraques como cuerpos intermedios entre las salsas y las solapas”.

Qué es un Frac

Para comenzar definamos claramente que es un Frac. Llamamos frac a la prenda de uso masculino que por la parte delantera llega hasta la cintura cubriendo todo el pecho cuando se abotona dejando ver parte de la camisa. Por detrás tiene dos faldones más o menos anchos y largos.

El plural es “fraques”. Este atuendo a modo de chaqueta se usa en actos de protocolo o en ceremonias como prenda propia que era de ocasiones señaladas o especiales.

Etimología de la palabra Frac

El término pasó al castellano a través del francés frac o fraque, a su vez procedente del alemán frack o del inglés frock, donde significó hábito vestido por una comunidad conventual o frailuna. También bata de mujer e incluso babero o faldón que se ponía al niño para evitar que se manchara.

Para finalizar, no te pierdas la historia del traje de caballero

¿Quieres saber más sobre historia?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del frac, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita nuestra categoría Historia o pregunta en el buscador de nuestra web.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí