origen e historia del fonógrafo

La historia del fonógrafo nos enseña como el empeño y la imaginación del ser humano puede hacernos inventar cosas increíbles. El hecho de grabar sonidos y poderlos reproducir después, en la actualidad lo vemos algo normal, pero cuando se inventó supuso toda una revolución científica. En CurioSfera-Historia.com, te explicamos quién inventó el fonógrafo, su origen y su evolución.

No te pierdas quién inventó la televisión

Origen del fonógrafo

En realidad, el primero en inventar un sistema para grabar sonidos fue el norteamericano de origen francés Léon Scott de Martinville.

En en 1856 creó el fonoautógrafo. Este aparato constaba de una membrana, que al vibrar trasmitía sus vibraciones a un estilete trazador y a un cilindro giratorio cubierto con negro de humo.

Con él se hicieron los primeros registros gráficos de la voz humana. No permitía reproducir mecánicamente el sonido, pero era bastante conocido y utilizado, por ejemplo, en los laboratorios de acústica.

Quién inventó el fonógrafo

Pocos inventos como el fonógrafo han sido objeto de tantas polémicas y de versiones tan diferentes.

cuándo se inventó el fonógrafo

La versión más aceptada entre los historiadores es la que indica que el inventor del fonógrafo es el norteamericano Thomas Alva Edison el 12 de agosto de 1877 o el francés Charles Cros.

También se habla de autoría com­partida por ambos.

El aparato que Edison paten­tó el 12 de agosto de 1877 presen­taba como rasgo más característi­co su cilindro de acero, que per­mitía reproducir los sonidos gra­bados. Por cierto, tres años más tarde, Edison inventó la bombilla.

Algunos meses antes, en abril de 1877, Cross había publi­cado un artículo en el que propo­nía aplicar la técnica del fotogra­bado para trasladar sobre un cilindro de acero los surcos que previamente se habían grabado sobre un cilindro de vidrio recu­bierto de negro de humo.

El 10 de octubre de 1877 Cros, alarma­do por las repercusiones que es­taban teniendo las investigaciones paralelas que Edison prose­guía en su laboratorio de Menlo Park, solicitó a la Academia de las Ciencias que registrara oficialmente su artículo, que ya había sometido a su consideración, bajo sobre sellado, en abril del mismo año.

Aparentemente por tanto, la concepción teórica del invento, expuesta por Cross, sólo habría precedido en cuatro meses la realización práctica del mismo, llevada a cabo por Edison. Sin embargo la cuestión es algo más oscura.

Algunos estudios recientes (1977) indican que el esquemático diseño del aparato que Edison entregó a su cola­borador John Kreusi para que lo fabricara, fechado el 22 de agosto de 1877, se realizó en realidad entre el 4 y el 6 de diciembre, es decir, tres meses más tarde.

El 6 de diciembre Edison pronunció algunas frases triviales —prime­ro “What God harth wrought” (“Lo que Dios ha creado”) y a conti­nuación las primeras palabras de la conocida canción infantil Mary had a little lamb (“Mary tenía un corderito”)— ante un cilindro giratorio recubierto con una fina lámina de papel de estaño.

Cuan­do Edison volvió a poner la aguja en su punto de partida pudo escuchar la reproducción, débil pero identificable, de su propia voz.

Evolución del fonógrafo

En 1886, los norteamericanos Chichester Bell (primo del in­ventor del teléfono) y Charles Sumner Tainter patentaron una versión mejorada del fonógrafo (éste fue el término que utilizaron tanto Cros —que también empleó el de “paleófono”— como Edison), a la que denominaron grafó­fono.

reseña histórica fonógrafo

En 1888 el alemán Emil Berliner concebía un aparato con mayor fidelidad acústica: el gra­mófono. Además daba otro paso fundamental en este terreno al inventar el disco plano.

Desde 1880 Edison proyecta­ba una versión eléctrica del fonó­grafo, el futuro tocadiscos.

El inventor norteamericano había llegado a fabricar un fonógrafo que funcionaba con batería. Pero era demasiado sensible a las variaciones de voltaje y al peso de los dis­cos, que por entonces era bastante considerable. Este proyecto recobró actualidad en los años treinta, cuando los fabricantes empezaron a producir aparatos que combinaban la radio y el fo­nógrafo.

Estos aparatos utilizaban discos motores a inducción, y algunos llegaron a introducir auténticos motores sincrónicos, análogos a los de los relojes de pulsera, pero sin manivela.

Los fonógrafos con manivela dejaron de fabricarse definitivamente en la década de los cincuenta. Esto sucedió cuando los progre­sos de la producción en masa hicieron posible la producción de aparatos más precisos. Los toca­discos eléctricos, entre otras con­diciones, requerían unos amorti­guadores para reducir las vibra­ciones.

Pronto empezaron a co­mercializarse los primeros elec­trófonos, aparatos formados esencialmente por un tocadiscos y varios altavoces conectados a amplificadores.

Para finalizar, no te pierdas quién inventó el telégrafo

¿Quieres saber más sobre historia de medios de comunicación e informática?

Desde CurioSfera-Historia.com, esperamos que esta reseña histórica titulada Historia del fonógrafo y su inventor, te haya sido de utilidad.

Si quieres acceder a más artículos históricos, visita la categoría comunicación e informática o historia.

Y si te ha gustado, comparte en redes sociales o síguenos en nuestra página de historia en Facebook. También puedes dejarnos un comentario o darnos un “me gusta”. 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí